TRIDUO A LA VIRGEN DE LA MEDALLA MILAGROSA

Los próximos días 25, 26 y 27 celebramos el triduo a la Virgen Milagrosa.

La historia, como sabéis, nace en Francia, en la capilla de la Casa Madre de las Hijas de La Caridad en París, el año 1830. Catalina Labouré fue elegida por la Virgen María para que difundiera la Medalla Milagrosa. Era una joven novicia, pero muy humilde y trabajadora que, desde pequeña, se quedó sin madre y le tocó sacar adelante la granja familiar y a su hermana más pequeña.

Las apariciones de la Virgen a Sor Catalina fueron 3, la noche del 18 al 19 de julio de 1830, la segunda, la tarde del día 27 de noviembre de 1830 y, la tercera, en una tarde de diciembre de 1830. Pero no por ser tres veces celebramos un triduo, sino para recordar de una manera especial durante estos tres días a nuestra Madre la Virgen.

Todos tenemos gracias que pedirle, acudamos a su altar… y recordemos también cuantas veces nos ha ayudado en multitud de ocasiones. Ella está aquí entre nosotros desde hace, por lo menos, 100 años, cuando llegaron las primeras Hijas de la Caridad a este nuestro pueblo y desde este altar y desde la capilla, primero del colegio y ahora de la Residencia, nos acompaña con ese amor solicito de Madre, vela por nosotros y nos tiene cerca de su corazón.

En estos días escucharemos y meditaremos aspectos de María que nos vienen bien a todos/as: 1er. día: María, mujer de fe; 2º día: María, esperanza nuestra; 3er. día: El sí de María y nuestro sí. Acojámoslos con el mismo cariño que si fuesen un regalo de nuestras madres.

¿Te ha gustado este contenido?

Aún no hay votos. ¡Sé el primero en votar!

Siento mucho que no te haya gustado.

Let us improve this post!


Comparte este contenido:

Deja una respuesta