EXALTACION DE LA SANTA CRUZ

La fiesta de la Exaltación de la santa cruz nació en Jerusalén. En el siglo V se celebraba el 13 de septiembre el aniversario de la dedicación de la basílica constantiniana del Santo Sepulcro. Según el Itinerario de Egeria, se escogió este día el año 335 por ser la fecha en que, algunos años antes, santa Elena, la madre del emperador Constantino, había descubierto la cruz.

Esta fiesta se propagó rápidamente por todo el Oriente. Roma conocía desde principios del siglo VI una fiesta del Descubrimiento de la santa cruz -se celebraba el 3 de mayo-, pero hasta mediados del siglo VII no se empezó a exponer el leño de la cruz a la veneración del pueblo el 14 de septiembre en la basílica vaticana. El papa Sergio (687-701) trasladó otro fragmento de la cruz del Vaticano a Letrán: Desde entonces éste fue besado y adorado por todo el pueblo cristiano el día de la Exaltación de la santa cruz.

La veneración de la cruz era muy intensa en dicha época, ya que, en el 614, los persas habían saqueado Jerusalén, matado a sus habitantes, destruido las diversas basílicas y arrebatado la cruz. Recuperada por el emperador Heraclio en el 630, fue puesta a buen recaudo en Constantinopla. No es, pues, fortuito que los libros litúrgicos empiecen a mencionar la fiesta del 14 de septiembre a mediados del siglo VII que se extendió por todo el occidente cristiano. Nosotros, herederos de esa tradición, veneramos el madero de la cruz, podemos decir que repetiríamos el rito del Viernes Santo: “Mirad el árbol de la Cruz donde estuvo clavada la salvación del mundo”.

¿Te ha gustado este contenido?

Aún no hay votos. ¡Sé el primero en votar!

Siento mucho que no te haya gustado.

Let us improve this post!


Comparte este contenido:

Deja una respuesta